domingo, 8 de septiembre de 2013

Motivación para correr: Por qué las medallas son importantes?

..
Detrás de cada una, hay una historia de esfuerzo. Orgullo.
 
Para un corredor, por lo general, las medallas son importantes aunque le de pudor admitirlo.

Por qué importantes?. Por qué el pudor? Este es un punto de vista muy personal.

Nuestro compañero Facundo nos contó una vez que en su maletín de trabajo, en un pequeño bolsillo lleva SIEMPRE guardada la medalla de su primera maratón. Nunca le preguntamos por qué; supongo que todos entendimos el motivo, y para cualquiera que haya corrido algo con esfuerzo, cualquiera sea la distancia, podría entenderlo sin siquiera conocer a nuestro compañero.

Las medallas no son "solo un trocito de metal" que nos dan en la llegada. Son mucho más que eso.

Las medallas son un resumen de tu esfuerzo.

Las medallas son un certificado del coraje y el empeño que pones en tu gusto por correr.
Son la palmadita que recibimos cuando nuestra sonrisa o nuestras lágrimas de alegria cruzan la meta de cualquier distancia.

Cada uno de nosotros sabe de los pequeños o grandes sacrificios cotidianos que hace para entrenar, para correr, para superarse; hemos entrenado bajo cualquier condición de clima, en cualquier horario,  incluso dejando de lado otras actividades... alguien nos obliga? Claro que no... pero como lo he dicho alguna vez, vamos por nuestra pequeña epopeya personal, y las medallas son los trofeos de guerra de nosotros, cuando nos vestimos de guerreros en zapatillas.

Cada medalla obtenida es la conclusión de un capítulo de nuestra propia Ilíada.Tengas una o muchas.
Nos miran desde la pared donde están colgadas y nos dicen; "Te mereces tenerme acá, te ganaste esta medalla, exhibime con orgullo... me merecés".

Y es así; no sólo una cuestión de vanidad, que también la hay por supuesto, como es natural en el ser humano. También es decirle al mundo que sos corredor y estas orgulloso de serlo, que te animaste a desafiarte y por sobre todas las cosas, QUE PODES LOGRARLO UNA Y MIL VECES.

Que no hay nada que vaya a detenerte hasta conseguir lo que querés lograr, que una medalla sintetiza no sólo el correr, si no lo fuerte que sos como persona, lo poderosa que es tu mente, la valentía que llevas adentro. Y no es casual que cuando te las pones queden colgadas justo a esa altura; en el pecho, para recordarte que la conseguiste a puro corazón, y que en la vida, si no hay corazón, no hay pasión, no hay sabor, no hay gracia.

Entonces es fácil entender a Facundo; entonces tiene todo el sentido que sientas orgullo de tus medallas. O acaso... cuántas personas en tu trabajo, en el lugar donde estudias, en el ómnibus que tomas, cuantos de esos rostros puede mirarte a los ojos y decirte "Yo tengo una medalla"?, cuantos pueden asegurarte que "Yo me animé a conseguir una"?... Cuántos?...

Sentí orgullo de tus medallas, tenelas siempre a la vista. Y cuando estes cansado, desanimado, rendido... recordá siempre, pero siempre, que vos sos la persona que consiguió eso. Recordá cómo fue el momento de lograrla, de cómo fue el camino a ella, de la sonrisa cuando la viste por primera vez, del fuego que recorrió tu cuerpo cuando te la colgaron en el pecho, del orgullo de mostrarle tu logro a alguna persona especial.
Por eso, no debe haber pudor. Por eso son importantes las medallas. Son todo un símbolo.

Y Facundo la seguirá llevando en su maletín, para recordar que detrás de ese pequeño pedazo de metal, hay una proeza personal cargada de valentia, orgullo y honor.

Por eso miralas, admiralas, admirate.

VOS PODES LOGRAR GRANDES COSAS. Animate a comprobarlo, desafiate...y la vida tendrá reservadas muchas medallas más para lucir a la altura de tu corazón.


POR ESTO CORRÉS: 





GRACIAS POR VENIR.

Twitter: @luchorunner

.

11 comentarios:

  1. Grande Lucho, como siempre.
    Con tu permiso enlazo el texto en mi blog.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Que razón tienes Lucho, para muchos será una tontería pero para el que entiende un poco sabe todo el esfuerzo personal que cuesta tener una de esas, yo guardo con orgullo la de mi primera y unica maraton. Solo yo se lo que me costó... y el valor que tiene.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tda la razón Lucho, yo cuando veo mis medallas, repaso la historia de cada una de ellas y revivo el gozo de habrlas obtenido... recordar, es volver a vivir.
    Saludos, y te deseo muchos kilómetros más.

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades, Marco!! Vamos por mas de esas, no? :D

    ResponderEliminar
  5. que bueno!...a todos nos llenan de orgullo nuestras medallas...no entiendo xq pero a muchos les da pudor admitirlo como bien dices al principio de la nota.... hacen como que no les importan y las meten en una caja o las regalan...

    ResponderEliminar
  6. Hola El Doc!... nosotros mientras, vamos a disfrutarlas!

    ResponderEliminar
  7. Que gran verdad Luchito, yo debo ser el mas novato runner (y hasta atrevido de "ya" llamarme así también, jeje)entre todos tus lectores o seguidores o el peor tal vez? no lo se; pero ya me enorgullezco de mis 3 medallas colgadas (5,11 y 12k) en la pared, cada una es una historia de graaannn esfuerzo y por poquito o nada que a otros les parezca para mi es mucho y si Dios quiere y me da salud pienso ir por muchas mas.
    Abrazo Amigo
    Leo (3° Docena, San Lorenzo)

    ResponderEliminar
  8. Mis felicitaciones, Leo... como decís vos, cada uno de nosotros tuvo y tiene su propio "imposible", así que no vale compararse. Los que nos iguala, es el esfuerzo que ponemos cada uno de nosotros para correr, así que tus medallas actuales y futuras, que te llenen de orgullo!

    ResponderEliminar
  9. muy ciertas tus letras y aprovechando la oportunidad para felicitarte y agradecerte por tu blog por favor seguid adelante

    ResponderEliminar
  10. Gracias Juampi. Un abrazo. Allá vamos!

    ResponderEliminar
  11. Sos un genio Lucho, muy buenas tus redacciónes, está de más decir que quede encantada con la nota que hiciste en la revista O2 sobre LOS SABIOS Y LAS SOMBRAS excelente ME PONGO DE PIE Y TE APLAUDO!!!! BRAVO BRAVO!!! ÉXITOS y nos veremos pronto para recibir alguna otra medalla, mis saludos desde el oeste!!!!

    ResponderEliminar