domingo, 13 de noviembre de 2011

Maratón de New York 2011: El gran día (Crónica Parte 2 y final)

.

Si no la viste, te recomiendo VER LA PRIMERA PARTE ACÁ

(Viene de Parte 1...)


MINUTO CERO

El estruendo del cañonazo estremeció a los corredores.
No tardé tanto en llegar a la alfombra que da inicio a la cuenta del chip... habrán sido unos 40 segundos.

Una y mil veces me repetía; "no lo puedo creer"... y era tan cierto como eso.
Miraba hacia adelante, a los costados, hacia atrás, mi voracidad por ver cada detalle era absoluta.
Desde el minuto cero prendí mi camarita, la misma que me acompaña hace 3 años y que filmó muchas de mis carreras y todas mis maratones... la pobre ya se pagó sola hace tiempo.

El arranque suave, la cuesta del puente y la prudencia para calmar la ansiedad eran un buen argumento para no hacer pavadas.
El sol brillaba como nunca, y la ropa de abrigo seguía volando; guantes, camperas, gorros... era una pena porque era ropa super técnica y en algunos casos tan nueva, como que era merchandasing oficial de la maratón... pero cada loco con su tema. Yo estaba ya liberado de todo el abrigo.

Llevaba mis geles y lugar para la cámara en la riñonera de NOAF que como buenos amigos me hicieron llegar. En la tira de la misma iba aferrada la celeste y blanca, dobladita y lista para aparecer en cualquier momento.

Recordé la anécdota de Marcelo Lasry, que con su impecable crónica del año 2010 contó en un momento que lo vió al mismísimo "Indio" Cortinez sacando fotos en el medio de un puente. Desde que leí eso, me propuse hacer lo mismo.
Me trepé a esa división de carriles, un tipo de control me dice gentilmente si quería una foto, "Yes, please... with the bridge"... el flaco sonrió y simplemente entendió ese momento mio.
Terminó siendo una de las fotos más lindas del viaje.



No pude evitar la "travesura". La foto de un momento INOLVIDABLE.


LA REVELACIÓN PARA "LUCO"


Salir del puente es entrar a Brooklyn.
Ahí ví por primera vez, la verdadera cara de la maratón.

Muchas veces me habían hablado de la gente, del aliento, del show... pero me superó.
Creo que quería que me superara.
Repasando el recorrido, hasta el kilómetro 13 es una "casi recta" para atravesar Brooklyn de sur a norte con cientos y miles de personas al costado del recorrido.
En ese momento, al entrar a esa parte y ver con mis propios ojos lo que mis oidos habían escuchado, decidí que a partir de ese momento, todo sería disfrute.

Cámara modo video ON. Show.

Hidratación cada una milla. Yo iba con mi Garmin seteado en kilómetros, me resultaba absolutamente más cómodo manejarme con los parámetros que conozco.
Iban pocos kilómetros cuando me saluda un argentino super feliz... mi remera me vendía a una cuadra, asi que me encaró derecho; era Gustavo, maratonista cordobés hermano de Sonia, amiga maratonista que conocí en la Expo de los 42K Buenos Aires. Con Gustavo no teníamnos el gusto, y fue la mejor manera de conocernos, presentarnos y charlar unos metros; en plena Maratón de New York.

Estábamos ocupando los dos carriles de esa avenida, y decidí pasarme al derecho, donde había sombra.
Del otro lado por donde venía al principio, el sol me estaba empezando a picar. Temperatura ideal; algo asi como 12 grados estimo yo.

Vi varias camisetas argentinas, tanto entre los maratonistas como en las veredas, muchísimas banderas y mucho público latino, que cuando veían mi camiseta celeste y blanca, daban el aullido de aliento.
Me reí con un par de norteamericanos, que, como no manejan el fonema "CH" en su idioma, pronunciaban; "Go, Luco, go!"... Y ahí iba "Luco", como ese nene que largan a andar en Disney, con emoción, alegria y la mirada atenta.


Esto es Brooklyn. El "falso llano" permite ver allá al fondo la columna interminable.


Y ADEMÁS HABÍA UNA MARATÓN!

Eso pensé por un momento; "cierto!... esto es una maratón!"... si hasta me colgué con el tiempo de la toma del primer gel... viendo a las bandas tocar, a los nenes felices porque un ignoto corredor les "chocaba los cinco"...
La primera mitad es un relajo, aunque hay bastante "falso llano".

Y a los 24,5 Kilómetros, cuando Queens le abre paso a Manhattan, la madre de todas las distancias empieza a cobrase la fama. Un puente con una cuesta asesina, que te come los cuadriceps y que es interminable... es como "techado" y oscuro, sin público. Es en ese momento donde la banda de sonido son las pisadas y las quejas, el lugar donde empezamos a abonar el desgaste de una factura a pagar en 42 cuotas.

El puente en cuestión tiene una pendiente de 1,3K para recién empezar a bajar (Casi como el Verrazano, de la largada, pero con 24K encima de tus piernas). En total tiene una longitud de 2 kilómetros.

Entrando en Manhattan, si no recuerdo mal por la 1º Avenida y yendo hacia el norte en una recta absoluta de 6 kilómetros, camino hacia el Bronx.
El panorama tiene más cemento, estamos cerca del corazón de la manzana.
Los chicos voluntarios de la hidratación tenían algunas precisas instrucciones... muchos de ellos cuando te daban el vaso te decian; "Hero" y sonreían.

Más puentes "comepiernas" y una señora con un cartel tragicómico; "No more bridges!". Era la noticia que todos queríamos leer.
Me crucé con el tucumano Pablo, con Juan Martín y con otros argentinos más.

35K y la entrada a la elegante 5º Avenida.
38K y la primera entrada al Central Park.

El público cada vez más y más estruendoso.
Adoré el Parque excepto en esos momentos, cuando las piernas tenian que soportar las curvas y el desnivel; "subiditas y bajaditas" que parecían ya "subidotas y bajadotas".
Toda la diversión del principio era ahora puro empuje y aliento de la gente, querés llegar pero no terminarla.

40,5K y atravesar a lo ancho el parque en la 59 street, que es la calle que limita el sur del mismo.

41,5K y llegar a la arista sudoeste, justo en Columbus Circle para entrar otra vez al parque.

Ya estaba todo dicho.


Me tomé mi tiempo para jugar y ser feliz. Alguna duda?


ÉXTASIS

Fueron los casi 700 metros más largos, interminables, odiados, amados y felices de mi experiencia de maratonista.

Recién ahora repasando el recorrido me doy cuenta de que fue menos de un kilómetro... pero que lo parió!

Otra vez subidas y bajadas. Nuestro propio Himalaya en pleno Central Park.
Ya el aliento era desbordante... "You got it, man!"... "Let`s go!!, you can!!... you did it!!"

Me dediqué a filmar mucho otra vez, a arengar yo también a varios argentinos que vi pasar, a otros tantos entre el público...

30 metros antes de la llegada me acerqué a la valla. Le pedí a un hombre que me tuviera la cámara encendida y me puse a hablarle/te (pronto lo verán si Dios quiere).

Decidí por primera vez terminar una maratón caminando, para alargar el momento de éxtasis y alegria...
Y salió la celeste y blanca... la sostuve con mi puño izquierdo bien en alto, la hice abrirse con el aire que corría, caminé, sonreí, disfruté...

Un sueño de meses estaba transcurriendo en esos segundos de oro.

Me sentí el ganador de la maratón... porque no gana el que primero llega, si no el que más sonrie.

Había llegado a la meta. Otra vez.

Y la ciudad me sonreía, los rascacielos me guiñaban un ojo gigante, el abrazo al cielo bajo el arco y New York parecía hablarme con su sinfónica de bocinas, autopistas llenas y acentos de todo el mundo en Times Square, todo para decirme...

"GRACIAS POR VENIR... LUCO".



MI ORGULLO



.

6 comentarios:

  1. Muy Grande LUCO jeje, enorme de nuevo tu relato, y ansioso por la espera de ese video que seguro que nos hará caer las lagrimas de emoción de los ojos ... eres un Dios de carne y hueso, eres el más grande... Gracias Lucho (Luco) porque nos motivas, porque nos haces sentir grandes, como tu eres .... simplemente GRACIAS AMIGO LUCHO

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo Lucho. Esperando los vídeos que deberían ser como mínimo 3, además de los trailers!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Que tal "Luco", feliz!!!
    Muchas felicidades, eso es disfrutar de una maraton.
    Un abrazo CAMPEON!!!!!

    ResponderEliminar
  4. sos un Fenomeno Campeon...maravillosa experiencia...Felicitaciones!!! Gracias por compartir estas emociones.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Victor!: Espero que los videos te gusten... están en camino. Un cariño enorme.

    Fico, espero llegar a tiempo para hacer un buen trailer también.

    Titán grosso!...otro abrazo hasta México para ti.

    Gracias Andrés, un gusto enorme contar la experiencia.

    SALUDOS DE LUCO!!!!

    ResponderEliminar
  6. Buenísimo, felicitaciones man!!!!!!!!!!! Espero algún día estar ahí :)

    ResponderEliminar