miércoles, 26 de octubre de 2011

2 dias para irme: Chopra, el "dharma" y la remera de Javier

.

CHOPRA.

Al dar y al recibir, lo más importante es la intención. La intención debe ser siempre CREAR FELICIDAD para quien da y para quien recibe, porque la felicidad sostiene y sustenta la vida y, por tanto, genera abundancia. La retribución es directamente proporcional a lo que se da, cuando el acto es incondicional y sale del corazón.
Por eso el acto de dar debe ser alegre; la actitud mental debe ser tal que se sienta alegria en el mismo acto de dar. De esa manera, la energía que hay en el acto de dar aumenta muchas veces más.

(Deepak Chopra en "Las siete claves espirituales del éxito", Capítulo 2: La Ley del dar)


EL "DHARMA"

Todo el mundo tiene un propósito en la vida... un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.

(Deepak Chopra en "Las siete claves espirituales del éxito", Capítulo 7: La Ley del "dharma" o propósito en la vida)


JAVIER.

Javier vive en España, más precisamente en Badalona, provincia de Barcelona.
Nunca lo ví personalmente y nunca me vió él a mi; nos separan más de 10.400 kilómetros.

Yo me crié mirando al Océano Atlántico y él frente al Mar Meditterráneo.
Cuando yo estoy cenando en Buenos Aires, él está ya por el quinto sueño.
Cuando él se levanta, yo duermo profundamente.
Cuando él sale a la calle con bufanda y mucho abrigo, yo estoy yendo a la playa a tomar sol.
Él habla catalán y yo nunca lo hablé.

No nos vimos, nunca hablamos, no nos conocemos... pero este fin de semana, él pensó en mí y yo en él.


UNIENDO LOS PUNTOS.

Desde chico supe que mi pasión era COMUNICAR. Escribiendo, hablando, generando mundos de fantasía con un cuento o relatando aventuras de héroes imaginarios.
Siempre lo supe y empecé a estudiar y a formarme en el tema.
Después entendí que esa era mi pequeña "misión" en este mundo. Usar ese don, esa facilidad para comunicar cosas a las demás personas... pero, comunicar qué?

Hace no tanto tiempo empecé a correr. Descubrí en correr, un placer y una felicidad que nunca había tenido haciendo actividad física, había "dado en la tecla", había encontrado ese deporte que desafiaba además de mi cuerpo, mi mente. Había encontrado algo que me sometía a permanentes retos.
Encontré "eso" que me hacía correr la línea de objetivos y desafíos de manera contínua.

Y empecé a contar mi experiencia. Empecé a COMUNICARLA.

Con el tiempo me dí cuenta de que eso que hacía, contar mi experiencia, le era útil de alguna manera a otra gente. Y el círculo empezó a cerrar.

Quise además de narrar, mostrar la experiencia de correr, y así nacieron los videos.
Había encontrado un punto de unión entre mi "dharma" y la satisfacción de sentirme feliz sirviendo a los demás, motivando a mis compañeros y a otros corredores.


 "Javier" es Javier Moya. Nos separan más de 10.400 kilómetros, como mencioné antes... pero algo nos une.

El domingo pasado corrió la primera maratón de su vida... eso mágicos primeros 42.195 metros.
Y él fue parte de esta "unión" de estos puntos de mi vida que aquí menciono...él fué el encargado en estos días de unirlos.
Javier fue una de las personas que halló mis videos en Internet... él también estaba dispuesto a ser "Héroe por un día" corriendo su maratón.

Y este domingo después de hacerlo, me hizo llegar unas fotos.
Lo que veía me dejó muy sorprendido. Gratamente sorprendido.

En su remera tenía estampados los nombres de su mamá, de su papá, de su abuelo (que lo alienta "desde el cielo") de su esposa e hijas y de algunos amigos...era un homenaje, una dedicatoria y un agradecimiento todo junto para quienes lo acompañaron en el camino a la primera maratón de su vida... y ahí en el frente, también había un espacio que decía "Lucho Runner".


A la izquierda, Javier con su medalla de finisher y la camiseta con su generoso agradecimiento.

Cómo explicar la felicidad de saber que lo que hiciste o lo que hacés es tan significativo para alguien a tanta distancia en este mundo, lo suficiente como para que te tenga presente en un momento tan importante de su vida... Cómo es ese "milagro" de que nunca nos vimos las caras, pero sentimos la misma pasión y la misma emoción por lo que hacemos... Cómo hará para entender Javier que me sentí tan honrado y agradecido yo también...

Y ahí los puntos nos sólo se unen, si no que esa unión cobra el más absoluto sentido... es a lo que muchas veces llamamos "caer la ficha".

Vi resumido en esta situación, mi deseo de dar al prójimo con felicidad, el usar mi "don" de comunicar y la alegría de saber que a alguien le sirvió lo que sé hacer. Un verdadero círculo virtuoso donde todos quedamos agradecidos.

Entonces la próxima vez que me pregunte a mí mismo "para qué"... tendré a mano este recuerdo.
"Casualmente" (causalmente) los dias previos a la maratón estuve recordando a Javier, porque sabía de su desafío, y le mandé un mensaje con buenos deseos que le llegó 3 horas antes de la largada.... él también había estado pensando en mí cuando hizo estampar la remera.

Así es como este ajedrez divino que es la vida y se juega desde el cielo, cada tanto nos deja ver y entender el por qué de algunas jugadas.
Y un argentino y un español que jamás se vieron las caras, se conectan entre sí cuando más conectados están consigo mismos; en el momento en que hacen algo que les apasiona hacer.

Tengo otras anécdotas de "conexión" con personas que leen este blog, y cada una de ellas lo saben, y tal vez se enteren a partir de esto que son muy especiales para mí. Todas y cada una de esas personas con sus respectivas historias.
Algunos empezaron a correr desde algún dolor o alguna angustia, o desde un desafío y hoy están ante un mundo nuevo y lleno de posibilidades para ser felices. Por todo eso agradezco.

Gracias a la vida por darme estos regalos.
Gracias por darme un don de comunicar.
Gracias por darme la intención de motivar.
Gracias por darme pasión en las venas.

Gracias por tenerme a horas de cumplir el sueño de muchos maratonistas, corriendo en New York.

Y a vos, GRACIAS POR VENIR.

 .

6 comentarios:

  1. Lucho,

    aunque no lo llevemos en la camiseta/remera, aquí hay otro que, por supuesto, se acordará de tus vídeos y de tí en su primera maratón, y supongo que como yo muchos más.

    Un fuerte abrazo y suerte en NY

    ResponderEliminar
  2. Emocionante dedicatoria Lucho. Sabes, hacía semanas que no escribía, soy Carlos Prieto, el de la remera de Javier, también agradecido ... y resulta que me pongo a escribir en honor y homenaje a Javier y cuando pongo el link de lo escrito en su muro observo que le has escrito este texto maravilloso que me han hecho saltar las lágrimas. Échale un vistazo a lo que he escrito y encontrarás otro punto de conexión y estoy de acuerdo en lo que escribe Chopra. Tengo ese libro que creía olvidado pero recuperaré su lectura. Gracias Lucho. CPM o el corredor estepario ... de Madrid (España)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Oski!... muchas gracias por escribir y compartir esta sensación unica que tenemos los que corremos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Carlos!...emocionante también saber tu historia y de como nos hemos unido los tres por esta pasión hermosa junto a Javier...

    Espero que te mejores de tu lesión...

    Te mando un gran abrazo, nuestras mentes están "on line" sin dudas!...

    ResponderEliminar
  5. Me resulta increíble la unión de este "Triángulo de las Bermudas" Argentina-Madrid-Barcelona.

    Estos puntos se tendrán que juntar algún día, no sé ni cuando, ni donde, pero si sé el cómo, está claro que corriendo. Os envío un gran abrazo a los dos.

    Lucho se que disfrutarás en N.Y. así que lo único que me queda por decirte es buen viaje y te leo a la vuelta, salud y kilometros!!

    ResponderEliminar
  6. Buen viaje Lucho y feliz Maratón. 3Run3 ;)

    ResponderEliminar